http://teofilosweb.com/

A través de las exigencias, en diferentes nombres y formas, el Espíritu Santo trabaja nuestros músculos espirituales. Cómo soportar las dificultades de la vida, y aprovecharlas para crecer.

Existe una frase que expresa una noción en psicología y mecánica. Seguramente estarás pensando: ¿Que tiene que ver una profesión con otra?

Tal vez no mucho. Pero en ambas se utiliza ésta frase. El Poder de Resiliencia. Lo cual significa:

  1. f. Psicol. Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas.
  2. f. Mec. Capacidad de un material elástico para absorber y almacenar energía de deformación.

Aunque ésta noción ya se había expresado en la Biblia. En Romanos 8.28 encontramos lo siguiente: «Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.»

Es decir, que a aquellos a quienes Dios ha llamado para cumplir algún tipo de propósito, Él les dió éste poder. Ser capaz de flexibilizarse para que aquella situación tan difícil que atraviese, sea más para ayudar que para golpear; no permitirá que te derribe, sino te levante. Teniendo en cuenta que existe la posibilidad de caer, ya que La Palabra dice: «siete veces cae el justo, y siete veces se levanta».

Como se comenta por ahí: «Lo que no te mata, te hace más fuerte». Otra expresión más salida de éste versículo. Y obviamente que Dios al llamarte te dará lo necesario para cumplir. Y en Él, las batallas son para prepararte, para empujarte al crecimiento, para que sea preparado el hombre interior que Él anhela de ti. Esto vendría a ser un entrenamiento. A través de las exigencias, en diferentes nombres y formas, el Espíritu Santo trabaja nuestros músculos espirituales. La Fé en Su Palabra, la Confianza en Sus decisiones, la Paciencia, entre otros.

Una de las definiciones de Resiliencia es flexibilidad ante situaciones límite, y capacidad para sobreponerse a ellas. El diablo, la vida, o lo que sea que nos golpee, no podrá quebrarnos. Nada podrá cortarnos. Podrá quedar astillada la caña, pero no será cortada, aún el pábilo quedará sin llamas, pero humeará. Y en ese humear estará la esperanza, de la cual somos prisioneros, de encenderse nuevamente.

La otra definición habla de absorber y almacenar la energía de deformación. Todo lo que trata de deformar nuestra vida, nuestra visión, nuestro ministerio, todo eso es absorbido por el Espíritu Santo, procesado durante un tiempo, y transformado en fuerza de empuje. Para adelantarnos en el camino, para seguir en la cuesta. No lleva hacia el objetivo. Es utilizar la fuerza del enemigo a favor nuestro.

Oh!! Cuán grande amor tiene Dios por sus Hijos, que pensó en ayudarnos, aún cuando todo parece perdido, según nuestro criterio en cada momento. Pero déjame recordarte. Nada podrá detenernos. Nada ni nadie puede apartarnos de Su Amor

test
¿Te gustó la nota? Si es así, te invitamos a compartirla con tus amigos en tus redes.

Acerca del autor:

Ezequiel Juárez tiene 30 años, está casado con Yoby Ibañez desde diciembre de 2010 y es papá de Lara. Se desempeña como Pastor de Jóvenes y co-Pastor general del Ministerio JCVe. Es Árbitro de Fútbol, graduado en el Colegio de Árbitros de Tucumán, y además entrenador de Fútbol en Inferiores, Reserva y Ayudante de Federal B. Comparte la Palabra en el Ministerio al que pertenece, y es también invitado a ministrar en Congresos en diversas provincias. Conduce un programa en Radio JCVe.

Comentarios: